La Excuela Ocupar la Política

Enero 18, 2021. Por Ocupar La Política

¿Cómo voy a financiar mi campaña?

Tienes el objetivo de ser candidata, ¿pero parece que nunca vas a tener dinero para ello?

Si tu respuesta es “sí”, ¡quizás el problema esté en la falta de comprensión sobre las posibilidades de financiar una campaña electoral! La buena noticia es que esto se puede resolver, y una noticia mejor todavía es que estamos aquí para ayudarte.

En primer lugar, debemos abandonar la lógica de que necesitamos conseguir DINERO y pasar a una lógica de movilización de recursos monetarios y no monetarios. Como verás a lo largo de esta guía, existen muchas formas de conseguir lo que necesitas para tu campaña. Echa un vistazo a esta tabla que preparamos para ti: 

¿Cuáles son posibles fuentes de financiamiento? 

[quotes]Para consultar las reglas sobre ingresos permitidos y cómo rendir cuentas, por favor revisa el curso de Manejo financiero.[/quotes]

Aportes de tu partido

¿Cómo hacer para que tu partido invierta dinero en tu campaña? Todo se trata de negociación y articulación política. Te proponemos seguir estos pasos:

  1. Averigua si tu partido tiene un fondo para invertir en las campañas y a cuánto asciende. 
  2. Entiende quién toma la decisión sobre la inversión que hará el partido en las campañas y cuál será su criterio de decisión.
  3. Pide una reunión con la persona responsable de asignar el recurso del partido y preséntale tu plan de campaña. Hazle saber que estás preparada y sabes para qué quieres el recurso. 
  4. Hazte presente en el partido y muestra tu capacidad de movilización. 
  5. Presenta un presupuesto y haz un pedido claro de la cantidad que esperas que tu partido te asigne. 
  6. Insiste y no tengas vergüenza de cobrar las promesas que te hicieron.
  7. Si todo falla o necesitas más dinero, ¡no te preocupes! Puedes acudir a las otras ideas de captación que te presentamos en esta guía 🙂 

Además de los aportes en dinero, hay otras cosas que puedes negociar con tu partido u organización como: 

  • Estructura jurídica y contable. A veces puede ser más eficiente que el partido u organización pague un equipo jurídico y contable que atienda muchas candidaturas.
  • Presencia en la franja o en propaganda en otros medios de comunicación. En la medida que la regulación lo permita, puedes participar en los spots en radio y televisión junto con otras candidaturas y puede ayudar mucho en tu visibilidad.
  • Fotos. Suena simple, pero tomar buenas fotos para tu campaña es muy importante y a veces puede ser muy caro. Muchas veces los partidos u organizaciones logran buenos tratos con algún fotógrafo y pueden organizar un día para tomar todas las fotos de tus candidatas. Si tu organización no está haciéndolo, ¡propónlo!
  • Identidad y piezas gráficas. Puede ser que tu partido u organización ya tenga un diseñador trabajando para la campaña general, o tal vez te conviene usar la misma identidad que las otras campañas en tu territorio. Esto puede significar un ahorro importante.

Dinero privado

Si bien estamos en una lógica de movilización de recursos, a veces lo que necesitamos es dinero. Pero también pasa que al hablar de pedir dinero nos paralizamos, algo en nuestro cerebro rechaza por completo la idea de pedirle dinero a conocidos o desconocidos. ¡Sacúdete esa idea! No estás pidiendo dinero para comprarte el teléfono celular más nuevo del mercado, estás pidiendo dinero para lograr ocupar un espacio de representación, para hacer realidad una serie de transformaciones políticas y sociales. Mientras tus donantes sientan que tú representas un proyecto que es relevante para ellas, todo estará bien.

Además, el proceso no es cómo lo imaginas y no tiene por qué ser doloroso. Pedir dinero no significa necesariamente ir a sentarte con un gran empresario y comprometer tus principios. ¡Las personas comunes también donan! Solo hay que saber cuándo y cómo pedirles.

Consulta la guía sobre cómo elaborar un plan de financiamiento y la guía sobre cómo pedir dinero.

Donación en especie de personas físicas, también conocido como movilización de recursos

Ahora sí, esto es a lo que nos referimos cuando hablamos de movilización de recursos. ¿Tienes idea de la cantidad de cosas que puedes conseguir con que te donen o te presten sin desembolsar un solo peso? Muchas veces las personas no tienen dinero de sobra en su cuenta de banco para donarte, pero pueden tener muchas otras cosas que te pueden servir. La clave es que tú tengas bien claro qué necesitas para poder pedirlo. Vamos a darte unos ejemplos, para echar a andar tu imaginación:

  • Donación de bienes. ¿Qué tal pedirle a tus simpatizantes que la próxima vez que vayan al mercado pongan en el carrito un par de cosas que necesitas para la campaña (¿como papel para imprimir, agua para beber o algunos snacks)? O tal vez alguien tiene en su casa todos los insumos para imprimir unos carteles que necesitas para difusión. 
  • Préstamos de bienes. ¿Quién no tiene un escritorio y una silla que no usa en su casa y te puede prestar durante el periodo de campaña para que tu equipo trabaje? Todas las familias tienen un tío que tiene un equipo de sonido súper potente que usa una vez al año, ¿qué tal pedirlo prestado para tus eventos? O tu amiga, la que siempre hace fiestas y tiene 20 sillas plegables en su casa que serían muy útiles para tus reuniones vecinales.
  • Préstamo de automóvil o inmueble. Tal vez puedas conseguir a alguien que pueda cederte su automóvil durante el periodo de campaña, o te preste su casa o local para que sea tu comité de campaña o para hacer un evento. Pensarás que es poco probable que esto suceda, y yo te diré que sólo es imposible si no preguntas. Te sorprenderás lo generosas que pueden ser las personas cuando creen en un proyecto político. 
  • Trabajo voluntario. Y piénsalo de la manera más amplia y creativa posible. Una voluntaria no es solamente quien te ayuda a repartir volantes (que es un trabajo importantísimo también). Una voluntaria puede ser la mamá de tu mejor amiga que nunca tiene tiempo, pero el día de la elección prepara la comida para todo el equipo. Una voluntaria puede ser tu amigo que es músico, tiene un estudio casero y te dona una música personalizada para tus videos. Una voluntaria puede ser una diseñadora que te hace la identidad gráfica de tu campaña sin cobrar.

Si observas, todos estos ejemplos tienen dos cosas en común: 

  1. Tú necesitas tener claro qué necesitas. Por eso es fundamental hacer un presupuesto y compartirlo con tu equipo.
  2. La ayuda a veces viene de alguien que no se te hubiera ocurrido en un primer momento. Por eso, con tu presupuesto y lista de necesidades en mano, deberás hacer el ejercicio de mapeo de red, levantar el teléfono y pedir la ayuda que necesitas a quien sabes que puede darla. 

Lo mejor de todo esto es que pedirle a alguien un aporte en especie es una forma muy hermosa de lograr que se sientan parte de tu campaña. Te aseguro que cuando vean una foto en redes de aquel evento en donde usaron sus sillas, se van a sentir orgullosos de haber aportado su granito de arena.

e-mail

¡Quédate ahí!

Recibe novedades de la escuela OP en tu email