La Excuela Ocupar la Política

Violencia de género digital

Sobre la ruta

Hoy en día, gran parte de nuestras relaciones sociales se dan en la red. Este mundo digital será un espacio importante durante toda tu campaña, y así como te traerá momentos de alegrías, de triunfos y de cuentas positivas, también te puedes encontrar con los mismos problemas sociales que están fuera de internet: la violencia de género y la exclusión. ¡Pero no te dejes intimidar!  Acá van algunas herramientas para comprender este fenómeno, identificar las amenazas, protegernos y enfrentar la violencia de género en la red, ¡todas juntas!

Enero 26, 2021. Por Ocupar La Política

¿Qué es la violencia de género en internet?

La violencia de género digital, o en línea, refiere a actos de violencia de género cometidos instigados o agravados, en parte o totalmente, por el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), plataformas de redes sociales y correo electrónico. Estas violencias causan daño psicológico y emocional, refuerzan los prejuicios, causan pérdidas económicas y plantean barreras a la participación en la vida pública y pueden conducir a formas de violencia sexual y otras formas de violencia física.

En el informe “La violencia en línea contra las mujeres en México” se elabora un panorama general sobre el impacto que tiene la violencia en internet en la vida de las mujeres y en el ejercicio pleno de sus derechos humanos.

La brecha digital de género también es violencia

La apropiación de las tecnologías y de la Internet por parte de las mujeres y grupos minoritarios es una deuda social grande, vigente y actual, consecuentemente muchos esfuerzos globales se están realizando para darle un giro y cierre a la brecha de género digital; es un estrecho y ancho camino por recorrer, pero finalmente se están dando los pasos para hacerlo. 

“En aspectos políticos y de seguridad, grupos que abogan por los derechos digitales, la inclusión y participación de la mujer de manera ágil y segura ya han abordado el desafío de lograr que las mujeres vayan apropiándose de las tecnologías, siendo también conscientes de sus derechos y contando también con las herramientas para combatir y visibilizar la violencia de género en línea”. Puedes seguir leyendo sobre este tema en el artículo “Brecha digital de género: abordando el desafío de un ecosistema libre de violencia”.

La modernidad, desde su fluidez y sus dinámicas, nos desafía constantemente a tratar de mantenerle el paso a las nuevas formas de relacionarnos y vincularnos a través de las tecnologías. Hoy en día militamos, nos encontramos, amamos, trabajamos y tejemos nuestras redes a través de algún tipo de instancia tecnológica, ‘digitalizamos nuestras interacciones sociales’ y signamos nuestros acuerdos con doble checks azules, entregados y leídos.

La resistencia en línea

Entre más públicas y abiertas seamos desde nuestros perfiles en línea y ocupemos la Internet cada vez más con nuestras voces, estamos más propensas a ser víctimas de violencia en cualquiera de sus formatos, desde acoso, extorsión, difusión de material no consentido, amenazas, control en línea y otras formas que abordaremos más adelante para poder reconocer y categorizarlas. Los ataques hacia las personas y/u organizaciones feministas, activistas, defensoras, son mecanismos deliberados de censura de parte de las esferas de poder. 

Para enfrentarnos a la violencia en línea, debemos trabajarlo a través de un acercamiento holístico de la problemática; es importante pensar desde el bienestar psico-social de las personas que son víctimas de violencia, hasta los mecanismos de respuesta con los que contamos de manera personal y también organizacional para hacerle frente, y la capacidad de denuncia a través del conocimiento de las leyes de cada país en el que sucede la violencia. Si bien las herramientas para trabajar la seguridad digital son de vital importancia, la sororidad y acompañamiento conjunto entre compañeras es fundamental para la contención de este tipo de casos. 

Tomar control sobre nuestra información, nuestros procesos digitales, es la forma más subversiva para hacerle frente a la violencia sistemática dirigida hacia mujeres y colectivos. La resiliencia como habilidad para recuperarnos y la agilidad de reponernos y aprender nuevas prácticas de seguridad son clave en los entornos de amenazas cambiantes. La clave es construir bienestar integral para nosotras y nuestras compañeras, y sólo podemos lograrlo a través del fortalecimiento de nuestras capacidades.

Bibliografía: 

Curso11 Guia1

e-mail

¡Quédate ahí!

Recibe novedades de la escuela OP en tu email